Gracias

Gracias por las madrugadas inspiradas, por los pensamientos ocultos, por saber callarlos y expresarlos a la vez. Por tu sonrisa abstracta y por las horas dedicadas a saber quién soy y qué es lo que siento. Por tu mano,  a pesar de que los dedos puedan estar llenos de anillos incómodos.

Gracias por romperme las rutinas, por aclararme algunas ideas y también por crear otros nudos complejos en mi cabeza; por entrar en mi pensamiento y salir rápido para no cansarme. Gracias por los cafés que no nos tomamos y los paseos que no dimos. Por tus puntos suspensivos… por tus frases incompletas. Por dejarme que yo pusiera el ritmo y los finales.

Gracias por no darme tiempo a morderme las uñas, no darme tiempo a pensar demasiado. Es como si me salpicase agua salada cada instante, como si la brisa siempre diese de frente.

Gracias por consentirle unos granos de azúcar a una diabética en cuestión de sentimientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s