Hasta quedarme ciega

Te observaría hasta que no haya vista. Hasta quedarme ciega. Busco siempre un segundo sentido a tus palabras, un tercer porqué a tus gestos. Puedo acostarme con una sonrisa y levantarme con una lágrima, puedo hacerlo al revés también. Me he vuelto dependiente de tus señales y hasta me siento manipulada por tus ojos.

He agotado el sueño, he perdido el gusto  y mi tranquilidad se ha convertido en inquietud por buscarte en todos los lugares. He memorizado tus números, tus letras, tu identidad en mi alma… Todo en ti se ha vuelto un tatuaje en mi piel. Y qué contarle al espejo, que se ríe cada fría mañana de la estúpida imagen que le reflejo; y qué decirle a mi puerta si sabe que cada vez que introduzco la llave en ella estoy sola…

Yo, la esencia de la inconexión, la figura del albedrío, la hija de nadie… quién me iba a decir que iba a estar impaciente por una caricia que antes de sentir, ya echaba de menos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s